Daniela es una eterna pasajera de un mundo encantadoramente psiquitito que ella misma creó. Le gusta el pop porque siempre habla de ella.

Notas de este autor