Volvió Gran Hermano a la pantalla argentina y es una gran excusa para recordar y recomendar la genialidad que hizo el británico Charlie Brooker un par de años antes de cranear Black Mirror. Hablo de Dead Set (2008), una miniserie de cinco capítulos que cuenta una terrible invasión zombi con el Big Brother como telón de fondo.

Todo empieza una noche de expulsión en la casa de Gran Hermano con una multitud ovacionando a los participantes mientras un virus se expande en Inglaterra y en el mundo entero peligrando la transmisión del programa. El virus no es otra cosa que una plaga de zombies que en poco tiempo arrasan con todo. Los concursantes que permanecen encerrados en la casa, y que no tienen ni idea de lo que pasa afuera, junto con algunos que trabajan en la producción terminan siendo los únicos sobrevivientes en este mundo totalmente desvastado.

Dead Set no es una típica serie de zombies. Detrás de las escenas algo violentas, con sangre y vísceras desparramadas por todos lados, hay una fuerte crítica social. Una crítica a la televisión y a nosotros -los espectadores- que enfrenta lo más banal de la televisión, encarnado en el fenómeno televisivo de esa década a nivel mundial, con el verdadero y más básico sentido de la vida: la supervivencia.

Al retrato de la cruda necesidad por sobrevivir  y de todo lo que seríamos capaces de hacer para lograrlo, se suma una impecable sátira de los reality shows con muy buenos personajes estereotipados en los concursantes, en el productor sin escrúpulos, en una asistente que se cuestiona sobre lo superficial de su trabajo y en una masa de fanáticos idiotizados. Este juego irónico se completa con la presentadora, Davina McCall -conductora en la “vida real” del programa- y la escena de la expulsión rodada durante una transmisión del Gran Hermano inglés donde muchos de sus participantes -también “reales”- hicieron cameos.

Davina MacCall

Y por supuesto están los zombies, que son bastante estúpidos como en The Walking Dead pero no se dan por vencidos tan rápido, son insistentes, saben correr (algo similar a Exterminio) y se mueven como si estuvieran vivos. Por eso cuando pasan como estampida por los pasillos y calles de la productora o miran embobados a los concursantes a través de los monitores de la sala de control te dejan pensando de si realmente se tratan de muertos descerebrados o son sólo los fanáticos del show.

¿Esto significa que ya no estamos más en televisión?, pregunta una de las concursantes cuando desde la terraza todos observan el panorama y se dan cuenta que no tienen una mínima chance de escapar. La historia es catastrófica en varios sentidos pero con muchos toques de humor del más negro y macabro, lo que la hace más catastrófica todavía. A lo largo de los capítulos nos damos cuenta que los personajes van rumbo a un final desolador y es probable que en verdad no haya escapatoria, porque además sabemos que con Brooker no existen los finales felices.

Les dejo un link de youtube donde la encuentran > Dead Set (Completa – Sub. Esp.). También está disponible para descargar en otros sitios con una mejor calidad. ¡Que la disfruten!