Por Romina Gásperi
Notas de este autor

27 octubre, 2015

Sebastián Pendino estaba decidido a cambiar su vida. Entonces emprende un viaje sin saber todo lo que eso le traería a él y a los muchos que luego se cruzaría en su camino. Cansado de una vida rutinaria y de horario de comercio, empieza a “cranear” la forma de poder sustentarse, viajando. Hábil con la pc, curioso e inquieto nato, comienza a darle forma a la idea de hacer algo con el mundo digital, infinito e ilimitado.

Después de enfrentarse a la realidad social de algunos países de América Latina y conocer personas muy capaces pero, que al igual que él, habían recibido “una educación que te enseña a ser empleado para toda la vida”, empieza a descubrir que el mercado digital es más basto de lo que podía imaginar y que “internet es un plato del que comen muchos”. Comienza a darse cuenta de que puede hacer páginas web, escribir para hostels y hoteles, vender, comprar, hacer contactos, y se da cuenta que esa es la forma de que su viaje sea redituable. Por primera vez comienza a sentir que puede vivir en cualquier parte del mundo y trabajar desde una pc.

En 2013 en medio de su viaje decide montar su primer emprendimiento, una agencia de marketing digital. Se establece durante cinco meses en Cusco (Perú) y con mucho esfuerzo y algo de sus ahorros consigue hacer funcionar el negocio y los primeros clientes empiezan a llegar. Esa experiencia le dio la pauta de que no hace falta ser Mark Zuckerberg para emprender en digital y que tampoco se necesita demasiado dinero, como la gente cree. En el caso de Seba, trató de usar lo que sabía y lo que le gustaba hacer.

Continuó viajando por un tiempo, viviendo de su emprendimiento. A medida que avanzaba se encontraba siempre con la misma situación: personas con ganas de abandonar su empleo actual para comenzar a trabajar de algo que realmente les gustara. “En algunos casos estas mismas personas perseguían un sueño de independencia financiera pero no contaban con las herramientas adecuadas para emprender”-dice Seba.

Más adelante, en el tiempo y en el viaje, le surge una nueva idea: capacitar alumnos basándose en su experiencia como emprendedor digital. “Un negocio online no significa incurrir en grandes gastos, prueba de esto es mi blog para emprendedores, por medio del cual mis alumnos me contactan y contratan mis capacitaciones”-asegura. En caso de no poder afrontar los costos de sus servicios el blog cuenta con recursos gratuitos y artículos que publica semanalmente para comenzar a formarse por cuenta propia.

“El proceso es simple pero requiere que alguien te lleve de la mano, y más aún si sos nuevo emprendiendo o en lo digital. Mi forma de trabajo consiste en diseñar un plan integral donde marcamos objetivos a alcanzar con el emprendedor”. En base a su idea de negocio, experiencia previa y tiempo disponible, se arma un programa a medida que incluye fortalecer los puntos débiles y brindar todas las herramientas necesarias para el éxito del proyecto que está emprendiendo la persona.

Este viajero digital hoy tiene su Blog para Emprendedores Digitales, donde da cursos sobre cómo atraer clientes desde las redes sociales o desde los buscadores de manera gratuita o mediante publicidad de pago, capacita sobre posicionamiento en motores de búsqueda, para intentar aparecer en los primeros resultados de Google, también hace talleres online para redactar páginas web de ventas e emails que atraigan más compradores. Escribió varios libros relacionados a este tema en pdf que también se pueden ver en su blog.

Cada vez son más las personas que le piden ayuda al haber entendido la importancia de construir su propia marca personal y de esta forma posicionarse como un referente en su mercado. En el marco de lo que hoy llamamos la nueva economía digital, o economía 2.0, los trabajadores han entendido que deben especializarse cada vez más para no quedarse afuera del mercado de trabajo. Nada mejor que hacerlo desde su propia plataforma digital (un blog o página web).

Como toda gran historia, el viaje alguna vez tiene que llegar a su final o a un nuevo punto de partida. De vuelta en Rosario, su ciudad natal, Sebastián comienza con una serie de charlas para emprendedores digitales al igual que lo hace de manera online mediante su página para los alumnos de varias partes del mundo que han decidido cambiar su estilo de vida y embarcarse en este viaje cibernético.

Tres consejos a los nuevos emprendedores digitales:
1. Animarse a dar el primer paso hoy mismo. Si quieren un cambio, hay que actuar distinto.
2. Tener paciencia y perseverancia. No existe un solo caso de éxito que se dé de la noche a la mañana.
3. Emprendan con un modelo digital que los guíe para no sentirse desorientados en medio del camino y que eso haga que abandonen todo. Yo les propongo uno que permite hacerlo a bajo costo. Llegado el caso de equivocarse, se puede corregir rápidamente el rumbo invirtiendo pequeñas cifras.

Si querés saber más entrá al Blog o contactate por Facebook: Tribu Emprendedor o Twitter: @SebaPendino