El fotógrafo brasileño Marcos Alberti se propuso reunir en un proyecto sus pasiones: los amigos, las charlas, la fotografía y un buen vino. El resultado fue Wine Project, un experimento etílico donde retrata a sus amigas y amigos bajo el efecto de cero, una, dos y tres copas de vino tinto.

Los retratos de la serie se componen de cuatro tomas sencillas y cada uno muestra los rostros de hombres y mujeres a medida que las copas van en aumento. “Hay una frase popular que dice que la primera copa es por la comida, la segunda es el amor y la tercera es la confusión, y yo quería ver si esto era cierto “, dice Marcos en su web.

La primera imagen se realizó apenas los invitados llegaban al estudio con la idea de mostrar el “antes”, con rostros que delatan cierto estrés o simplemente el cansancio de un día de trabajo. Luego comenzaba el trabajo  y al final de cada copa Marcos hacía el registro correspondiente. Las sesiones de fotos fueron nada menos que un par de noches de reuniones con amigos y todos sabemos que cuando eso pasa los resultados son siempre los mejores. ¡Salud!

Wine-Project-09

Wine-Project-13

wineproject03

Wine-Project-24

Wine-Project-03

Wine-Project-06

Podés ver el resto de las fotos en su web junto con sus otros trabajos en www.masmorrastudio.com